Se ha hablado mucho sobre el «contenido» cuando se trata de Inbound, así que hagamos una pausa por un minuto para aclarar las cosas.

Aunque muchas empresas tratan el Inbound Marketing y el Marketing de contenidos como sinónimos, no son lo mismo.

De hecho, la mayoría de la gente probablemente diría que el Marketing de contenidos es un subconjunto estricto de Inbound, una parte muy importante, pero no es la definición exacta.

El Marketing de contenidos es exactamente lo que parece: crear contenido en línea valioso y de alta calidad que mejora tu relación con un público objetivo.

Este contenido puede tomar la forma de artículos de blog, contenido extenso, publicaciones en redes sociales, infografías, ebook, podcasts, videos o cualquier otro formato que consideres relevante para las personas a las que intentas llegar.

Se utilizan diferentes tipos de contenido para guiar a las personas hacia una compra. Tu contenido puede abordar una amplia gama de puntos débiles y preocupaciones, en función de la mentalidad de las personas y sus posiciones en el viaje de su comprador. Este contenido los «nutrirá» a través del embudo de ventas hacia la decisión final de comprar.

En Inbound, el contenido se divide en tres categorías en función de la probabilidad de que el público objetivo realice una compra: la parte superior del embudo, la mitad del embudo y la parte inferior del embudo.

Parte superior del embudo (TOFU)

El contenido de TOFU generalmente está destinado a la etapa de concientización, y generalmente viene en forma de artículos de blog que los lectores descubren a través de Google, redes sociales o Marketing por correo electrónico.

Este contenido debe estar dirigido a la audiencia más amplia posible para alentar el mayor número de conversiones (en otras palabras, el mayor número de personas que ingresan al embudo).

Por lo general, llama la atención al abordar una pregunta o un punto de dolor en particular que tu audiencia comúnmente enfrenta. Como solo estás buscando que los lectores se conviertan, debes evitar los argumentos de venta en esta etapa.

Medio del embudo (MOFU)

El contenido de MOFU está destinado a clientes potenciales que ya se han convertido pero que aún no están listos para comprar. Algunos de los tipos más valiosos de contenido MOFU son recursos educativos, como seminarios web y ebook.

Este contenido puede ser más técnico y profundizar un poco más en los beneficios de tu producto, con un argumento de venta más obvio. Debido a la gran diversidad de clientes potenciales en esta etapa, el contenido de MOFU también puede tomar prestado del contenido de TOFU y BOFU.

Parte inferior del embudo (BOFU)

El contenido de BOFU es lo que usan las empresas cuando los clientes potenciales están al borde del cierre, pero aún no lo han hecho. En esta etapa, puedes sentirte cómodo lanzando casi cualquier cosa: estudios de casos, hojas de especificaciones, demostraciones y pruebas gratuitas.

Ahora que hemos discutido el Marketing de contenidos, volvamos al Inbound. Aunque el Inbound Marketing casi con certeza debe incluir contenido impactante, es solo una pieza del rompecabezas.

Herramientas Inbound

Junto con el contenido descrito anteriormente, Inbound abarca una variedad de estrategias diseñadas para atraer la atención de tus prospectos y convertirlos en clientes de pago. Inbound depende en gran medida de herramientas como:

  • Llamados a la acción: textos e imágenes que alientan a tu audiencia a tomar medidas o ponerse en contacto con tu empresa después de interactuar con tu contenido.
  • Páginas de destino (landing page): páginas web que persuaden a los usuarios a descargar o suscribirse a ofertas de contenido, como libros electrónicos y guías.
  • Formularios: obtención de datos de contacto de los usuarios, como su nombre, dirección de correo electrónico, cargo e intereses a cambio de contenido u otra cosa de valor.
  • Análisis de sitios web: plataformas de software que capturan información sobre los visitantes de tu sitio web, para rastrear el comportamiento del usuario y medir el rendimiento de tu contenido.
  • Software de gestión de relaciones con el cliente (CRM): sistemas que te ayudan a almacenar y gestionar tus interacciones con clientes y potenciales clientes durante todo el ciclo de vida de las ventas.

Estas son las herramientas más importantes y conocidas dentro del Inbound Marketing, pero ojo siempre aparecen nuevas herramientas y lo ideal es estar actualizado.

Asesorate con un profesional de Marketing que te pueda ayudar.

Hablemos.

¡Saludos!