El correo electrónico sigue siendo uno de los canales de marketing más eficaces, pero con mucha competencia, ¿cómo puedes asegurarte de que tu empresa destaque? 

Primero, es importante evitar los errores más comunes de marketing por correo electrónico que solo dañarán tu credibilidad y no inspirarán la confianza del cliente.

En esta publicación, descubrirás 10 de los errores más comunes que cometen las empresas que utilizan el marketing por correo electrónico.

1. No enviar un correo electrónico de bienvenida 

El primer correo electrónico que envías a los suscriptores suele ser el correo electrónico más leído, por lo que es fundamental hacerlo bien. Tan pronto como alguien se suscribe a tu lista de correo electrónico, debes hacer tres cosas: reconocer su interés, explicar quién eres y describir lo que pueden esperar de ti. 

Un simple «gracias» y un mensaje de bienvenida que incluya esta información es un excelente punto de partida.

2. Escribir líneas de asunto deficientes 

Las personas ni siquiera leerán el contenido de tu correo electrónico si no encuentran atractivo el asunto del correo electrónico. Según un estudio, el 47% de los destinatarios de correo electrónico deciden si leer un correo electrónico basándose únicamente en el asunto. Entonces, ¿cómo se crean líneas de asunto convincentes que mejoran las tasas de apertura?

  • Utiliza palabras clave que sean importantes para tu cliente objetivo. 
  • Usa un lenguaje conversacional. 
  • Destaca los beneficios de la lectura adicional. 
  • Crea curiosidad. 

Además, ve al grano; es más probable que las personas abran correos electrónicos con líneas de asunto breves.

3. Ignorar a los usuarios móviles 

Un número cada vez mayor de consumidores revisa su correo electrónico en dispositivos móviles. De hecho, alrededor del 62% de las aperturas de correo electrónico se realizan en dispositivos móviles, en comparación con el 10% en computadoras de escritorio. Asegúrete de utilizar diseños de correo electrónico receptivos y prueba tus correos electrónicos en un celular para asegurarte de que se vean bien.

4. No segmentar tu lista de correo electrónico 

A medida que tu lista de correo electrónico crece, es una buena idea segmentarla según los datos demográficos, los patrones de compra, la ubicación y otros factores. Luego, puedes enviar correos electrónicos más específicos y personalizados que tienen más probabilidades de ser abiertos. Por ejemplo, alguien que ha realizado una compra recientemente necesita contenido diferente al de otra persona que solo se ha registrado para recibir actualizaciones del blog.

5. Entrega de mensajes con demasiada frecuencia 

Asegúrate de que cada correo electrónico tenga algún valor. Si no tienes nada útil que decir, ¿por qué decirlo? Según una encuesta de más de 500 especialistas en marketing digital, el 67% de las empresas envían correos electrónicos de marketing al menos semanalmente. Sin embargo, la frecuencia que elijas depende de tu audiencia y tus objetivos de marketing. Piensa en lo que tu audiencia quiere y necesita.

6. No tener metas claras 

Tener un objetivo específico para cada correo electrónico conduce a un contenido más enfocado y atractivo. Obviamente, tu objetivo final es generar clientes potenciales e impulsar conversiones, pero no todos los correos electrónicos deben ser promocionales.

Por ejemplo, los correos electrónicos educativos ayudarán a construir tu reputación. En este caso, tu objetivo podría ser animar a las personas a compartir tu contenido. Otros correos electrónicos estarán impulsados ​​por las ventas. Aquí, tu objetivo podría ser enviar a las personas a una página de producto centrada en la conversión.

7. No incluir una llamada a la acción 

Esto se relaciona con el punto anterior. Al asegurarte de que cada correo electrónico tenga un objetivo específico, puedes introducir un llamado a la acción claro que se vincule con este objetivo. Luego, puedes medir el rendimiento de cada correo electrónico.

Sin un llamado a la acción claro, muchos lectores simplemente leerán tu correo electrónico y no harán nada más. ¿Quieres que la gente descargue una guía gratuita o visite una página de ventas? déjalo claro y específico. Utiliza grandes botones de llamada a la acción con frases orientadas a la acción como «Descargar ahora», «Más información» u «Obtenga su 25% de descuento ahora».

8. No analizar los resultados y realizar mejoras 

Si no realizas un seguimiento del rendimiento de tus correos electrónicos, nunca sabrás qué funciona y qué no. La mayoría de las plataformas de marketing por correo electrónico ofrecen informes de campañas que permiten a los usuarios ver métricas de rendimiento como clics, tasas de apertura, actividad social y más. También hay opciones útiles de pruebas A/B, para que puedas comparar varios elementos de correo electrónico. Al descubrir qué correos electrónicos funcionan mejor, puedes adaptar los correos electrónicos futuros para maximizar el rendimiento.

9. No fomentar las suscripciones a sitios web 

Aumentar el número de suscriptores de correo electrónico es fundamental para el éxito general de tus campañas de marketing por correo electrónico. Es posible que tengas un excelente contenido de correo electrónico, pero tus esfuerzos serán en vano si solo tienes 20 personas a quienes enviarlo.

Por eso es importante que tus formularios de registro de correo electrónico sean altamente visibles y accesibles. Incluye formularios de registro llamativos en la parte superior de cada página del sitio web para aumentar tus números de suscripción.

10. No se muestra un enlace de cancelación de suscripción claro 

Hacer que sea difícil para las personas optar por no recibir tus correos electrónicos solo frustrará a los usuarios y puede debilitar seriamente tu reputación. Además, si ocultas tu enlace para darse de baja, podrías ser denunciado por spam.

Conclusión 

Cuando se trata de marketing por correo electrónico, la mayoría de las empresas cometerán errores de vez en cuando. Sin embargo, al evitar los errores más comunes descritos en este artículo, puedes proteger tu reputación y mejorar los resultados a largo plazo.

El marketing por correo electrónico llegó para quedarse, por lo que ahora es un momento tan bueno como cualquier otro para revisar la eficacia de tus tácticas de correo electrónico actuales. Desecha las estrategias que fracasan y concéntrate en lo que funciona para tu negocio. Obtén una ventaja competitiva y cosecharás las recompensas del marketing por correo electrónico.